miércoles, 22 de diciembre de 2010

Para leer en vacaciones

Mi sugerencia de regalo por Navidad es que leáis el libro EL FRÍO MODIFICA LA TRAYECTORIA DE LOS PECES de PIERRE SZALOWSKI (DEBOLSILLO 7,95€). Bueno, Bonito, Bienintencionado y Barato. Es un relato lleno de aire fresco, de ternura, y de optimismo. Su lectura hace sentir bien y nos recuerda que, a veces, las situaciones inesperadas hacen que veamos todo diferente. Que nos veamos a nosotros mismos y a los que nos rodean de una manera distinta, como le pasó al protagonista de once años en las navidades del año 1998. Os gustará y lo comentaremos en clase.

martes, 21 de diciembre de 2010

Trabajos sobre frases hechas

Como amenacé, aquí están las viñetas que habéis hecho sobre las frases hechas este trimestre. No están todas las que son, porque ha sido imposible escanearlas todas y además algunas se alejaban del formato estándar. Gracias a todos, sobre todo a las alumnas que me han ayudado a hacerlo. Se puede comprobar que las que mejor se ven son las que se hicieron utilizando los generadores de cómic. La próxima vez os saldrá mejor.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Abre fácil, Bovary y Lady Gaga


Tengo pocas habilidades manuales, lo reconozco. Cuando leo que algún producto tiene abre fácil ya me pongo de los nervios. Todo empezó con ese invento del diablo llamado tetrabrick y la línea de puntos, no había manera de abrirlo ni con las manos ni con las tijeras sin que se derramara la leche. Siguieron los paquetes de jamón con una esquina que era imposible despegar. Destapar una lata tirando de la arandela me resulta tan difícil como utilizar un abrelatas sofisticado que no sea el explorador. Hasta tengo problemas para cerrar un tuperware de los buenos: es imposible encajar una parte con otra. Cuando nadie me ve, asesino los plásticos con un cuchillo rompiendo toda esta cadena de inventos que nos imposibilita la vida cotidiana.

Todo esto viene a cuento de las dificultades que tengo en el instituto para utilizar las TIC y los medios audiovisuales, que no sé si se deben tanto a mi impericia como al desastroso mantenimiento que presentan (véanse los cómics de este blog), pero nada fue comparable con lo que ocurrió el 15 de diciembre cuando intenté poner la película pirateada de Claude Chabrol, Madame Bovary. Vale, está mal que piratee, pero es que no la encontré en ningún sitio.
1) Nos cambiamos de clase. Después de pedir la llave en conserjería, abrir el armario y conectar todos los cables, el reproductor no reconocía el dvd. Total :10 minutos perdidos.
2) Vuelvo a consejería a pedir un ordenador portátil. Después de miles de maniobras, ese ordenador, vaya usted a saber por qué, no tenía conexión con el cañón. Otros 10 minutos.
3) Vuelvo a pedir otro portátil, volvemos a hacer las conexiones. Esta vez si funciona, pero la pantalla está muy oscura porque hay mucha luz. Desplegamos una cortina y justo en ese momento nos damos cuenta de que no hay bafles y, por tanto, no hay sonido. Otros diez minutos.
Mientras yo iba y venía maldiciendo al mundo, los alumnos de bachiller empezaron a dar muestras de que en ellos habita un alumno de 2º de la ESO, sobre todo si se ha ido a un concierto de Lady Gaga. Resultado: siete paseos, cabreo considerable, juramentos en checheno, clase perdida y a punto de quedarme gagá del todo.
A pesar de todo, como sé que no se van a leer la novela completa y tengo que prepararles lo mejor que pueda para saltar las vallas de la selectividad, decidí poner un original de una serie inglesa con el mismo decorado que una película de Jane Austin, pero con una actriz más cercana a la edad de nuestra protagonista. Antes había colocado con la ayuda de un compañero un reproductor que leía piratas, pero que el segundo día se tragó el dvd original y no había manera de sacarlo. Esta vez estaba preparada, no perdí ni un minuto: teníamos un original de recambio.

Como alguien me diga que poner vídeos en clase es una forma de escaquearse del trabajo, lo mato.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Romanticismo: Keats y Coleridge

Este lío de textos tiene su justificación. La Universidad no ha escogido una traducción concreta y por eso presento varias, para que las podáis cotejar con el original.

Literatura romántica POETAS ROMÁNTICOS Poema Kubla Khan de Samuel Taylor Coleridge
Poemas_Keats

A UNA URNA GRIEGA (versión de Julio Cortázar)
Tú, todavía virgen esposa de la calma,
criatura nutrida de silencio y de tiempo,
narradora del bosque que nos cuentas
una florida historia más suave que estos versos.
En el foliado friso ¿qué leyenda te ronda
de dioses o mortales, o de ambos quizá,
que en el Tempe se ven o en los valles de Arcadia?
¿Qué deidades son ésas, o qué hombres? ¿Qué doncellas rebeldes?
¿Qué rapto delirante? ¿Y esa loca carrera? ¿Quién lucha por huir?
¿Qué son esas zampoñas, qué esos tamboriles, ese salvaje frenesí?

Si oídas melodías son dulces, más lo son las no oídas;
sonad por eso, tiernas zampoñas,
no para los sentidos,sino más exquisitas,
tocad para el espíritu canciones silenciosas.
Bello doncel, debajo de los árboles tu canto
ya no puedes cesar, como no pueden ellos deshojarse.
Osado amante, nunca, nunca podrás besarla
aunque casi la alcances, mas no te desesperes:
marchitarse no puede aunque no calmes tu ansia,
¡serás su amante siempre, y ella por siempre bella!

¡Dichosas, ah, dichosas ramas de hojas perennes
que no despedirán jamás la primavera!
Y tú, dichoso músico, que infatigable
modulas incesantes tus cantos siempre nuevos.
¡Dichoso amor! ¡Dichoso amor, aun más dichoso!
Por siempre ardiente y jamás saciado,
anhelante por siempre y para siempre joven;
cuán superior a la pasión del hombre
que en pena deja el corazón hastiado,
la garganta y la frente abrasadas de ardores.

¿Éstos, quiénes serán que al sacrificio acuden?
¿Hasta qué verde altar, misterioso oficiante,
llevas esa ternera que hacia los cielos muge,
los suaves flancos cubiertos de guirnaldas?
¿Qué pequeña ciudad a la vera del río o de la mar,
alzada en la montaña su calma ciudadela
vacía está de gentes esta sacra mañana?
Oh diminuto pueblo, por siempre silenciosas
tus calles quedarán, y ni un alma que sepa
por qué estás desolado podrá nunca volver.

¡Ática imagen! ¡Bella actitud, marmórea estirpe
de hombres y de doncellas cincelada,
con ramas de floresta y pisoteadas hierbas!
¡Tú, silenciosa forma, tu enigma nuestro pensar excede
como la Eternidad! ¡Oh fría Pastoral!
Cuando a nuestra generación destruya el tiempo
tú permanecerás, entre penas distintas
de las nuestras, amiga de los hombres, diciendo:
«La belleza es verdad y la verdad belleza»... Nada más
se sabe en esta tierra y no más hace falta.







La película Bright Star (2009) de Jane Champion narra la relación secreta entre el joven poeta inglés de 23 años, John Keats (Ben Whishaw), y su vecina, Fanny Brawne (Abbie Cornish), una extrovertida y elegante estudiante. La atípica pareja empieza mal, él viéndola a ella como una frívola impertinente, y ella en absoluto impresionada no sólo por su poesía, sino por la literatura en general. Sin embargo, cuando Fanny descubre que Keats está cuidando de su hermano menor, gravemente enfermo, se ve conmovida y le pide entonces que le enseñe cosas sobre la poesía, a lo que él accede. La poesía se convierte así en un remedio romántico que funciona no sólo para resolver sus diferencias, sino como combustible de un apasionado romance. Cuando la alarmada madre de Fanny y la mejor amiga de Keats descubren la relación, ésta ya es imparable. Intensamente y sin remedio, absortos el uno en el otro, los jóvenes amantes se ven llevados por poderosas y nuevas sensaciones. "Me siento como si nos estuviéramos disolviendo", le escribió Keats. Juntos cabalgaron entonces en una ola de obsesión romántica que no hizo sino fortalecerse a medida que sus problemas crecían.



Para saber más:
http://lituuniversal.blogspot.com/2010/02/john-keats-oda-una-urna-griega-atica.html
http://ea.eol.org.ar/03/es/textos/txt/pdf/ruisenor_keats.pdf
http://hum.unne.edu.ar/revistas/postgrado/revista1/publica6.pdf
http://liu2c.blogspot.com/2011/01/comentario-de-kubla-khan.html
http://liu2c.blogspot.com/2011/01/comentario-de-oda-una-urna-griega-de.html

Un artículo de José Manuel de Prada sobre el tema (XLsemanal Del 15 al 21 de marzo de 2009):
LA FLOR DE COLERIDGELos antiguos aceptaban que los sueños eran una vía de comunicación con el mundo de ultratumba. Los héroes homéricos, cuando se acogían al benéfico descanso, recibían la visita de sus dioses tutelares, que les dictaban el signo de la batalla o el itinerario de sus odiseas. También los elegidos por Yavé poseían el don de recibir encomiendas a través de los sueños, o bien el de interpretar los presagios que esos sueños pudieran contener. Jorge Luis Borges llegó a afirmar que los sueños constituyen el más antiguo y el no menos complejo de los géneros literarios; y, para demostrar este aserto, compiló un volumen en el que se resumía la evolución de este género, desde los sueños proféticos del Antiguo Oriente hasta los alegóricos de la Edad Media y los puramente lúdicos de Lewis Carroll y Franz Kafka. Entre los episodios más celebrados de `inspiración onírica´ de la literatura menciona el caso del poeta inglés Samuel Taylor Coleridge, autor del fragmento lírico Kublai Khan.

En el verano de 1797, retirado en una granja del confín de Exmoor, Coleridge se encuentra leyendo un mamotreto donde se refiere la edificación de un palacio por el emperador Kublai Khan. Para conciliar el escurridizo y renuente sueño, Coleridge se administra un hipnótico; inmediatamente, la semilla de la lectura germina, y Coleridge concibe oníricamente un poema de unos trescientos versos que, nada más despertar, se dispone a trasladar al papel. Cuando se halla inmerso en esta tarea casi automática, recibe la visita de un amigo, a quien necesariamente tiene que atender, abandonando la escritura de ese dictado procedente de las brumas del sueño. Al intentar reanudar su labor, una vez concluido el engorro social, Coleridge descubre, «con no pequeña sorpresa y mortificación, que si bien retenía de un modo vago la forma general de la visión, todo lo demás, salvo unas ocho o diez líneas sueltas, había desaparecido como las imágenes en la superficie de un río en el que se arroja una piedra». El poeta desistió de completar su poema, que hoy nos sigue inquiriendo con su fragmentaria música, capaz de erigir sobre la nada un palacio.

A esta reverberación o sombra que los sueños arrojan en nuestra vida, a este escalofrío efímero, a este espejismo voluptuoso que, por unos instantes o unos minutos, se prolonga en nuestra vigilia, se refiere también Coleridge cuando, en otro pasaje de su obra, nos desconcierta con esta perplejidad: «Si un hombre atravesara el paraíso en un sueño y le dieran una flor como prueba de que había estado ahí, y si al despertar encontrara esa flor en su mano... ¿entonces, qué?». A esta pregunta desasosegante e irresoluble, no tan inverosímil como sugiere una lectura superficial, intenta ofrecer respuesta Julio Cortázar en muchos de sus cuentos, cúspides del género fantástico, donde realidad y vigilia interfieren entre sí, colonizando el ámbito adverso, hasta llegar a crear atmósferas desquiciadas y confusas, donde el onirismo es una forma de locura, y viceversa. En uno de estos cuentos perdurables y perturbadores, titulado Ahí, pero dónde, cómo, Cortázar nos propone una historia enaltecida de cotidiano espanto, en la que un hombre recién levantado y despejado ya de las últimas hilachas del sueño, siente con una mezcla de zozobra y sobrecogida certeza que la persona fallecida con la que acaba de soñar sigue viva, no sólo en el extinto sueño que ya sólo recuerda a retazos, sino también en la vigilia, en la que misteriosamente se ha infiltrado, para no desaparecer nunca.

No creo aludir a una experiencia puramente personal si me refiero a esta contaminación o eco que los sueños proyectan sobre nuestra vida. Todo lo que hacemos durante el día, todas nuestras aprensiones y recelos, todos nuestros entusiasmos y efervescencias están secretamente dictados por la índole del sueño que hemos concebido la noche anterior. Este reinado de la noche y el sueño, que nos inspira el talante del día, suele pasarnos desapercibido, pero a veces se asoma, en forma de reminiscencia más o menos nítida, en nuestros actos cotidianos, embargándonos de espanto o siquiera de un resquemor que tarda en disiparse. ¿Quién no ha pensado alguna vez, como el personaje de Cortázar, que tal o cual pariente o amigo sigue vivo, y de forma casi refleja no se ha dirigido al teléfono, para mantener una conversación imposible con él? ¿Quién no se ha traído de alguno de sus sueños la flor del Paraíso de Coleridge?

domingo, 28 de noviembre de 2010

Robinsón Crusoe, de Daniel Defoe


El año pasado leí por primera vez entera esta novela porque la eligieron mis alumnos como lectura obligatoria. Me produjo sensaciones contradictorias. Por el lado bueno, constituía una novela de aventuras entretenida y verosímil y, por el lado malo, un sermón religioso muy alejado de las versiones más ágiles y resumidas de mi infancia. Mientras el protagonista anotaba cuidadosamente en dos columnas el debe y el haber, yo iba haciéndome el esquema mental de razones para leerla y no leerla en la actualidad. Me llamó la atención, sobre todo, la ausencia del sentido del humor y las escasas referencias a las miserias físicas que en todo ese tiempo (¡28 años!) le tenían que ocurrir al protagonista. También me sorprendió la rápida narración de su paseo por España a la vuelta a Inglaterra.
Sin embargo, desde la perspectiva histórica, la novela constituye la epopeya del siglo XVIII, las aventuras de un hombre solitario que combate la naturaleza con la razón, aunque no se adapte en ningún momento a las circunstancias. Robinsón es el perfecto pionero, representante de una especie civilizada que conquista el mundo confiando en la providencia divina. Aún hoy, gracias a adaptaciones más aventureras y emocionantes, su imagen sigue viva en el inconsciente colectivo de nuestra cultura.
La narración está presidida por el destino, como en las tragedias griegas, pero con una resonancia simbólica cristiana que eliminan cualquier invitación a subordinar la vida al azar y al absurdo. Al caer en la tentación de probar la vida libre y vagabunda, lejos del mundo burgués, Robinsón Crusoe es expulsado de la familia, de la sociedad, de la civilización. La estancia en la isla supone su redención moral, una oportunidad para ganar el perdón, porque ha desoído a su padre y ha sido castigado. La obra, inspirada en un hecho real, supone una alegoría de la existencia y una recreación del proceso evolutivo de la humanidad: lucha con un medio hostil, dedicación a la caza, la agricultura y el pastoreo (incluso creará excedentes), culto a la divinidad, problemas de la convivencia y el colonialismo. Robinsón representa al hombre moderno, enérgico y solitario.
Robinsón Crusoe es un elogio a la razón, en los tiempos en que aún la razón no ha producido monstruos y se confía en ella con una fe que hoy nos conmueve por su clara inocencia. El relato, contado con la exactitud, a veces exasperante, y la sobriedad de una crónica, nos va describiendo todos los objetos que Robinsón va rescatando del buque varado sin los cuales no hubiese podido sobrevivir: el arca del carpintero, las escopetas, los mosquetes, los frascos de pólvora, los cuchillos, las hachas, los barriles de galletas y las pipas de ron. Solo aparece la sensualidad del dinero y de las mercancías y de los réditos, que tanto contribuyen a hacer más seguro y prosaico un mundo inequívocamente burgués: libras esterlinas, onzas de oro en polvo, duros portugueses, doblones, piezas de a ocho, cajas de azúcar, rollos de tabaco, colmillos de elefante, pieles de leopardo.
Robinson Crusoe, vestido de forma absurda y poco apropiada, es el padre del bricolaje: cazador, carpintero, alfarero, agricultor, ganadero, pescador, médico, arquitecto, panadero, sastre, peluquero, estratega... No hay oficio que le sea ajeno. Y descubre la necesidad de un Dios que lo proteja y le dé algún sentido a su vida. Administra el tiempo y sus provisiones trabajando continuamente, con un control férreo de su vida diaria, lleva la vida metódica de un burgués, capitalista y puritano. Y luego, cuando con el sudor de su frente ha conseguido convertir su isla poco menos que en un paraíso, un día descubre una huella en la playa que indica la irrupción amenazante del prójimo, ante el cual los peligros de la naturaleza son apenas un juego. Y se produce un cierto desencanto cuando aparece el buque que habrá de devolverlo a Inglaterra.

Para saber más:

Destaca el estupendo ensayo de Savater: Robinson o la soledad laboriosa en La infancia recuperada:
http://www.revistakatharsis.org/Savater_infancia_recuperada.pdfhttp://www.elpais.com/articulo/cultura/Adonde/has/venido/parar/elpepicul/20040118elpepicul_5/Tes
http://www.anayainfantilyjuvenil.com/catalogos/proyectos_lectura/IJ00098402_1.pdf
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Adonde/has/venido/parar/elpepicul/20040118elpepicul_5/Tes

sábado, 27 de noviembre de 2010

Cándido de Voltaire


Cándido es probablemente el libro más curioso e interesante del siglo XVIII. A medio camino entre la novela filosófica, el libro de viajes y la novela de formación (Ausbildungsroman), narra las aventuras de un joven alemán que recorre el mundo zarandeado de un lado a otro por el cruel destino.
Cándido, o el optimismo (título original en francés: Candide, ou l'Optimisme) es un cuento filosófico publicado por el filósofo ilustrado Voltaire en 1759. La obra sigue las peripecias del protagonista Cándido en su primer encuentro con el precepto del optimismo leibniziano de que «todo sucede para bien en este, el mejor de los mundos posibles» y en una serie de aventuras subsecuentes que refutan de forma dramática el famoso precepto a pesar de la obstinación del protagonista. La novela satiriza la filosofía de Leibniz, y es un muestrario de los horrores del mundo del siglo XVIII. En Cándido, Leibniz está representado por el filósofo Pangloss, tutor del protagonista. A pesar de observar y experimentar una serie de infortunios, Pangloss afirma repetidamente que «tout est au mieux» («todo sucede para bien») y que vive en «le meilleur des mondes possibles» («el mejor de los mundos posibles»).
Con una trama llena de imaginación y perfectamente desarrollada, Voltaire construye una inmensa metáfora acerca de su mundo y de su tiempo. Cándido sintetiza las dos teorías filosóficas más populares del pensamiento ilustrado: “Vivimos en el mejor mundo de los posibles” de Leibniz y la del “Buen Salvaje” de Rousseau.

Voltaire satiriza el optimismo de Leibniz. Cándido defiende esta teoría a lo largo de la novela a pesar de que el destino se empeña en mostrarle todo lo contrario. En cuanto a la teoría “del buen salvaje” de Rousseau (el hombre originariamente – en estado salvaje - es bueno y es la sociedad quien lo corrompe) parece juzgarla como algo especulativo e imposible de darse en la sociedad actual.

Sin embargo, lo más fascinante de la novela son los distintos escenarios en los que se mueve Cándido. En apenas 100 páginas recorre el mundo entero y pasa revista a todos los grandes temas de actualidad de la época: la guerra de los siete años, las guerras de la religión, el terremoto de Lisboa, la transferencia de las misiones de los jesuitas a Portugal, el parlamentarismo inglés, los piratas del mediterráneo y la corrupción política en las colonias.

Cándido es un libro esencial: es ameno, entretenido y contiene claves fundamentales para comprender un poco más ese fascinante Siglo XVIII.

¿Sabías que Leonard Bernstein escribió una ópera sobre Cándido?. La obertura es espectacular: http://www.youtube.com/watch?v=422-yb8TXj8
¿Sabías que aproximadamente cien años después de Leibniz, Schopenhauer enunció su famosa teoría: “Vivimos en el peor mundo de los posibles”?

Para saber más:

http://www.cuadernosdemusicayliteratura.com/2007/12/cndido-de-voltaire.html
http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1ndido

Jean Austen


¡Qué malos son los viernes a última hora para entrar en polémicas, sobre todo si se ha tenido antes un examen de filosofía!
En el libro de texto no aparece ninguna referencia a Jane Austen (1775-1817), hija de clérigo y de familia numerosa, educada en los principios de la Ilustración, precursora de la literatura de costumbres y partidaria de un romanticismo sensato y no extremista. La mayoría de sus novelas, que han tenido mucho éxito sobre todo a partir de sus adaptaciones cinematográficas, trata precisamente de conflictos entre los sentimientos y la realidad. En una de sus novelas más conocidas Orgullo y prejuicio, la acción transcurre entre familias de la clase media rural inglesa, presentándonos las vicisitudes sentimentales de las dos hijas mayores, de modo especial la complicada y fluctuante relación entre la segunda en edad, Elisabeth y el caballero Darcy hasta llegar al matrimonio. En otra, Emma, asistimos a la crónica de un viaje en primera clase, con destino directo hacia un matrimonio anunciado. Seiscientas páginas para enterarnos de lo que siempre supimos entretenidos con las minucias de un recorrido anodino: pianos, muselinas, excursiones, bailes, juegos de salón.
Todas las novelas de Austen están basadas en dos temas: la estratificación social y el matrimonio (aunque su autora nunca se casó):

—Pero aún así ¡será usted una solterona! ¡Y eso es algo terrible!
—No pasa nada, Harriet, porque yo no seré una solterona pobre. Y lo único que hace al celibato condenable a los ojos del público en general, no es otra cosa que ¡la pobreza! Una mujer soltera, con una renta muy apurada, a la fuerza tiene que ser una solterona ridícula y poco agradable, el hazmerreír de los jóvenes y las jóvenes; pero una soltera, con una fortuna considerable, siempre será respetada, y puede ser tan elegante y agradable como cualquiera. (…) lo que ocurre es que una renta muy apretada tiende a reducir la capacidad mental y a amargar el carácter.


En todas se recorren escenarios parecidos, se exteriorizan conflictos de la misma naturaleza y los personajes —a pesar de la hondura de sus matices, que finalmente los volverá únicos— aparecen como repetidos prototipos. Todo parece transcurrir en la tersa mediocridad de una burguesía provinciana, de mentes estrechas, más preocupadas por la falta de estilo en el arreglo de un sombrero que por la hondura de la tragedia humana. Pero como afirmaba Virginia Wolf: “Jane Austen es una maestra en el manejo de emociones mucho más hondas de lo que aparecen en la superficie. Nos estimula a proveer aquello que falta. Lo que nos ofrece es, aparentemente una tontería; pero compuesta de algo que se expande en la mente del lector y la provee con la más durable forma de escenas de vida, sólo en apariencia triviales. El acento está siempre puesto sobre el carácter”.
La escritora busca romper barreras sociales, mostrándose reacia a la incapacidad de movilidad social típica de la época manteniendo los principios clásicos aristotélicos de verosimilitud, esto es, que sea acorde a la realidad. Sus personajes casi siempre están representados en armonía, el sentimiento, la estupidez, la frialdad y otras sensaciones, acompañan la vida cotidiana en consonancia con la felicidad y el bienestar. Sus novelas contienen un mensaje instructivo, señalan el buen comportamiento y aportan una especie de experiencia ficticia, aunque Charlotte Brontë (otra solterona romántica, autora de Jane Eyre) lo sintetiza así después de leer Orgullo y prejuicio :

«un preciso daguerrotipo de una faceta común; un jardín cerrado y cuidadosamente cultivado, de bordes limpios y flores delicadas; pero ni una vívida y brillante fisonomía, ni campo abierto, aire fresco, colina azul, o arroyo estrecho».
Para saber más:
http://www.filo.uba.ar/contenidos/carreras/letras/catedras/litinglesa/sitio/pp-janeausten.htm

viernes, 26 de noviembre de 2010

La Literatura Universal y la selección de textos


Me adhiero por completo a la opinión de este colega que ha dicho lo que la mayoría de los profesores de esta asignatura pensamos.
Fomentar la lectura
FERNANDO LóPEZ (Profesor de Secundaria y Bachillerato) - Madrid – El País, cartas al director (25/11/2010)

Como profesor de Lengua y Literatura Española de Secundaria y Bachillerato, considero que uno de mis fines primordiales ha de ser el fomento de la lectura. Sin embargo, las comisiones que elaboran los exámenes de acceso a la Universidad parecen tener un objetivo muy distinto: exterminar de una vez por todas el interés de los posibles lectores. Han decidido acabar con los pequeños grupos de "lectores rebeldes" que puedan estar cursando la asignatura de Literatura Universal. Para ello, nos han distribuido a sus profesores un listado de lecturas obligatorias de claro carácter disuasorio:
1. De todas las novelas cortas del Decamerón, se nos obliga a trabajar con tres relatos en los que no hay ni un ápice del humor, del vitalismo ni, mucho menos, del erotismo que caracterizan la mayor parte del texto de Boccaccio. Gracias a estos tres títulos tristes y moralistas se logrará, sin duda, que los alumnos no deseen acercarse a esta obra nunca más.
2. En cuanto a Shakespeare, se escoge Romeo y Julieta, el único texto que nuestros chicos ya conocen, que han visto en mil versiones y que no les supondrá reto intelectual alguno.
3. Por supuesto, en la poesía romántica no se apuesta por Byron -más cercano a la sensibilidad adolescente tanto en su estética como en sus temas-, sino por Keats y Coleridge, que se hallan -básicamente- en las antípodas de nuestro alumnado (elegir la Oda a un ánfora griega de Keats supone no tener ni la más remota idea de cómo es un instituto actual).
4. No se deja ni un resquicio para lecturas que se salgan de lo canónico: ni novela negra -Hammett, Chandler-, ni ciencia ficción -Huxley, Orwell, K. Dick, Bradbury-, ni títulos del último tercio del siglo XX. En definitiva, nada que suscite la curiosidad de los alumnos.
5. Por último, tampoco existen las autoras: no hay una sola escritora en su listado.
Gracias a planteamientos como estos, cada curso tenemos más alumnos capaces de superar mecánicamente unos exámenes risibles, pero incapaces de expresarse de forma adulta y crítica. Alumnos a los que, en un ejercicio de cinismo, les recriminaremos -cómo no- su desinterés por la lectura.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Frases hechas


Muchas veces en nuestras conversaciones cotidianas se emplean “frases hechas”, expresiones populares cuyo significado suele ser figurado, y aunque literalmente parecieran no tener lógica, todos entendemos qué es lo que se quiso decir, aunque tampoco sepamos el origen de su significado. Son frases que encierran en sí mismas todo un mundo, y describirlas (explicarlas) o querer expresar la misma idea pero con otras palabras, por lo general implica el doble y más de palabras que las que conforman a la frase original.
´MANDAR A LA PORRA.´ Antiguamente, en el ámbito militar, el soldado que ejecutaba el tambor mayor del regimiento llevaba un largo bastón, con el puño de plata y mucha historia detrás, al que se llamaba ´porra´. Por lo general, este bastón era clavado en un lugar alejado del campamento y señalaba el lugar al que debía acudir el soldado que era castigado con arresto: ´Vaya usted a la porra´, le gritaba el oficial y el soldado, efectivamente, se dirigía a ese lugar y permanecía allí durante el tiempo que se mantenía el castigo. Posteriormente, fue cambiada la forma de castigo, pero la expresión mandar a la porra quedó en el uso del lenguaje del pueblo con un matiz netamente despectivo. (BELCA)
A BUENAS HORAS MANGAS VERDES. Se dice de todo lo que llega a destiempo, cuando ha pasado la oportunidad y resulta inútil su auxilio. Se debe el origen de esta frase a que en tiempo de los cuadrilleros de la Santa Hermandad, como casi nunca llegaban a tiempo para capturar a los malhechores, los delitos quedaban impunes. Los cuadrilleros vestían un uniforme de mangas verdes y coleto. Obedece a la creencia de que los guardadores del orden suelen acudir tarde o a destiempo al lugar donde son necesarios. (JMI)
A OJO DE BUEN CUBERO. Esta expresión se emplea normalmente para decir que una cosa está hecha sin medida. Antiguamente, en los diferentes reinos existía una total falta de reglamentación a propósito de los sistemas de medidas. La frase hace referencia a las medidas de capacidad de las cubas destinadas a contener agua, vino u otro líquido. Las cubas eran fabricadas una a una por el cubero, y su capacidad venía determinada por el reino en el que tuviera montado el negocio e incluso por las diferentes normativas de medidas dictadas por los señores feudales. (OmiWeb)
A RÍO REVUELTO, GANANCIA DE PESCADORES. Es proverbio que alude a los que medran aprovechando las revueltas y trastornos. la experiencia demuestra que los pescadores cogen mucho más pescado en el agua turbia que en la clara, tal vez porque cuando el agua está turbia los peces no ven los peligros que corren y caen más fácilmente en ellos. De aquí nació el otro modismo: "Pescar en agua turbia", como sinónimo de hacer su negocio y aprovecharse de un desorden que tal vez se ha promovido con dicho fin. Los griegos decían en el mismo sentido: "Enturbiar el agua del lado para pescar anguilas", modismo que Aristófanes aplica al mal ciudadano que provoca desórdenes a fin de enriquecerse a expensas del público. (JMI)
ARMARSE LA MARIMORENA. Describe una gran algarabía, o, mucho alboroto, con disputas, reyertas, voces y golpes. Es común explicar esta expresión de acuerdo con la pretendida historia de una mesonera llamada María, o María Morena. Tabernera de fuerte carácter, regañona y amiga de pendencias. Esta historia sugiere que a mediados del siglo XVI había una taberna en Madrid regentada por esta mujer y su esposo, un tal Alonso de Zayas. Estos mesoneros guardaban el mejor vino para sus clientes distinguidos y ofrecían el de menos calidad al vulgo. En cierta ocasión parece que los clientes se enfadaron y quisieron probar el vino bueno, a lo que la fornida mesonera se negó en redondo. La disputa fue tan fenomenal que no quedó mesa sana ni silla en que sentarse, y los golpes y las puñadas se repartieron con tanto ímpetu que sólo la llegada de los alguaciles pudo disolver la cuestión. La fama de aquella trifulca prosperó y por esta razón se habla hoy de esta mesonera. Ahora bien, a la mayoría de las taberneras y venteras de aquella época se las llamaba María, (como Maritornes) y es el nombre tópico de las mozas de las posadas, también. Acostumbradas al trasiego de huéspedes y viajeros, estas mozas (asturianas, muchas veces) solían envolverse en disputas y querellas con los hombres cargados de vino y con pocos escrúpulos. La expresión, por tanto, bien puede hacer referencia a la esposa de Alonso de Zayas, o a cualquier otra, dado que Marías eran todas o casi todas las taberneras, y “morena” es la forma típica de llamar a una moza española.
Para saber más:
http://personal.telefonica.terra.es/web/flxcardona/f_hechas_1.htm

http://www.solidaridad.net/articulo513_enesp.htm

Ejercicios autoevaluables:
http://www.xtec.cat/~jgenover/locucion1.htm



Un poco de humor incorrecto:
MOJINOS ESCOZIOS - AL CARAJO (SEMOS UNOS MONSTRUOS)



Ostias, tengo el pulmón izquierdo mas negro que los huevos de louis armstrong, voy a tené que cantá con el derechooooo...
Ni palante ni patrás,
ni parriba ni pabajo;
(coro) al carajo, al carajo;
al carajo, al carajo, al carajo, que se vayan al carajo, al carajo.
Si dice el médico que no fumes más (al carajo)
si dice el médico que fuera el tabaco(al carajo)
si dice el médico que dejes de fumar(al carajo, al carajo, que se vayan al carajo, al carajo)
Si dice el médico que no bebas más(al carajo)
si dice el médico que fuera los cubatas(al carajo)
si dice el médico que dejes de privar(al carajo, al carajo, que se vayan al carajo)

perdóneme doctor, y acepte mis disculpas; pero lo que voy a dejar es de venir a su consulta...(al carajo, al carajo;al carajo, al carajo, al carajo, que se vayan al carajo, al carajo)

si dice el médico que no comas tanto(al carajo)
si dice el médico que vas a reventar(al carajo)
si dice el médico que fuera los garbanzos(al carajo, al carajo, que se vayan al carajo, al carajo)
Si dice el médico que hagas deporte(al carajo)
si dice el médico que tienes que correr(al carajo)
si dice el tío que te tienes que mover(al carajo, al carajo, que se vayan al carajo)

perdóneme doctor, y acepte mis disculpas; pero lo que voy a dejar es de venir a su consulta...
Perdóneme doctor, y acepte mis disculpas; pero lo que voy a dejar es de venir a su consulta...
(sevilla) "no que le digo al tío -¿qué le debo?- y me dice -"200 euros"- y le digo -"¿cuando vuelvo otra vez?- y me dice -"cuando tengas otros 200 euros"- te qui yá!!
¡¡¡¡¡al carajo!!!!!

domingo, 21 de noviembre de 2010

Etimología

Se denomina etimología (del latín etymologĭa, y éste del griego ἐτυμολογία), al estudio del origen de las palabras, cuándo son incorporadas a un idioma, de qué fuente y cómo su forma y significado han cambiado.
Etimología De Los Meses Del Año

Origen de la palabras gilipollas y anfitrión
En el DRAE: GILIPOLLAS: 1. adj. vulg. gilí, tonto, lelo. Ú. t. c. s. En Madrid hay una calle llamada de Gil Imón, haciendo de travesía entre el Paseo Imperial y la Ronda de Segovia, para más señas. Es una calle dedicada al que fue alcalde de la capital, Gil Imón. Se organizaban célebres bailes, a los que acudía la crema social, para poner en el escaparate familiar a lindas damitas de la buena sociedad, como oferta casadera, las cuales acudían ataviadas con su miriñaque de fino muaré.
A las damitas de entonces se les aplicaba el apelativo de "pollas", que en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) llevan, como sexta acepción, figurada y familiarmente, el significado de jovencitas, algo que hoy se ignora, por mor del lenguaje, que en la actualidad se ha vuelto recio y tosco y las mentes malévolas sustituyen el significado antiguo por otro de morbosas connotaciones.
El tal don Gil era un personaje de relieve (la prueba está en que tiene dedicada una calle) y su nombre aparecía frecuentemente en los ecos de sociedad de las revistas del corazón de la época. El hombre, después de atender a los acuciantes problemas que su cargo de alcalde comportaba, se sentía obligado a responsabilizarse de sus deberes familiares, como buen padre. Tenía dos hijas en edad de merecer, feíllas ellas, es decir no muy sobradas de gracejo, y hasta un tantico tontuelas. Y se hacía acompañar por ellas a todos aquellos sitios a los que, invitado como primera autoridad municipal, tenía que acudir. Él, en su fuero interno, acudía no como primera autoridad municipal, sino como primera autoridad familiar. Tras la imponencia de unos bigotes municipales, se ocultaba un corazón de padre.
-¿Ha llegado ya D. Gil?
-Sí, ya ha llegado D. Gil y, como siempre, viene acompañado de sus pollas.
D. Gil departía animadamente con los próceres de la actualidad, y, mientras tanto, sus pollitas iban a ocupar algún asiento que descubrieran desocupado, a esperar a que algún pollo (en masculino, solía aderezarse con pera:("pollo-pera") se les acercase, cosa siempre poco probable.
La situación, una y otra vez repetida, dio lugar a la asociación mental de tontuelidad con D. Gil y sus pollas. Y cundió la especie por "el todo Madrid", que compuso una palabra especial, castiza, nacida en Madrid y, puesta en circulación con el marchamo del Oso y el Madroño, siendo después exportada al resto de España, y ganándose a pulso el derecho de entrar en la Real Academia Española (RAE).
Decía padre Ramón que el que es tonto y lo sabe no es tonto del tó. Los imaginativos y bien humorados madrileños lo tuvieron fácil: para expresar la idea de tontuelo, tontaina, tontucio, tontuelidad integral, inconsciente ‹lo de con malicia o sin malicia es otra cuestión; con el tiempo, habrá de todo‹. ¡Ya está! Gil (D. Gil)-y-pollas (las dos jovencitas hijas suyas) = gil-i-pollas.
A lo largo de la historia, el vocablo ha sufrido avatares de toda índole, hasta que, por fin, la RAE , haciendo gala de su lema "limpia, fija y da esplendor", ha limpiado la palabra, la ha fijado, le ha dado esplendor y le ha dispensado digna acogida en su diccionario.

EL ORIGEN DE LA PALABRA ANFITRIÓN
En la mitología griega, Anfitrión era el marido de Alcmena, madre de Hércules.
Mientras Anfitrión estaba en la guerra de Tebas, Zeus tomo su forma para dormir con Alcmena, y Hermes tomó la forma de su esclavo y doble para montar guardia en el portón.
Con el embarazo de Alcmena, un alboroto fue creado, porque evidentemente Anfitrión dudó de la fidelidad de su esposa. Al final todo fue aclarado por Zeus y Anfitrión se puso contento por ser el marido de una mujer elegida por Dios.
De aquella noche de amor nació el semidiós Hércules.
A partir de allí, el término anfitrión pasó a tener el sentido de:
"aquél que recibe en su casa".
Por lo tanto, Anfitrión es sinónimo de CORNUDO, TRANQUILO Y FELIZ.

Para saber más:
http://etimologia.wordpress.com/
http://www.juegosdepalabras.com/etimologia/etimologia.htm

viernes, 19 de noviembre de 2010

Aprender a estudiar



Esta página, que está en el blog Eoslat, os puede ayudar a obtener mayor rendimiento de vuestro trabajo. Id viéndola despacito, poco a poco y practicando, creo que os ayudará.
http://www.isftic.mepsyd.es/w3/eos/MaterialesEducativos/mem2006/aprender_estudiar/index2.html

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Realismo y guía de lectura de Madame Bovary

Literatura en la segunda mitad del siglo XIX
GUÍA DE LECTURA MADAME BOVARY

Vídeolibro presentado por Mario Vargas Llosa:



El adulterio se convirtió en el motivo central de la novela realista. El matrimonio era, en la mayoría de los casos, fruto de conveniencias sociales, y la única salida de muchas mujeres era soñar con una amante que la sacara de la monotonía.
Madame Bovary ( 1857) de Gustave Flaubert influyó en las siguientes novelas:
Ana Karenina ( 1877) de Leon Tolstoï en Rusia.
La Regenta ( 1884-85) de Clarín en España.
Effi Briest ( 1895) de Theodor Fontane en Alemania.
El primo Basilio ( 1878) de Eça de Queiroz en Portugal.
Todas estas novelas comparten los siguientes rasgos:
·La frustración de la protagonista ante un entorno vulgar.
·Los anhelos insatisfechos de una personalidad soñadora y romántica alimentados por ciertas lecturas.
·El adulterio vislumbrado como una vivencia romántica que acaba siendo un nuevo fracaso.

Consultar también

http://sites.google.com/site/guiasdelectura/madame-bovary
http://www.monografias.com/trabajos66/realismo-naturalismo-madame-bovary/realismo-naturalismo-madame-bovary2.shtml
http://www.kalipedia.com/literatura-universal/tema/madame-bovary.html?x1=20070418klplylliu_146.Kes&x=20070418klplylliu_148.Kes

Respuestas a las preguntas selectividad:

http://liu2c.blogspot.com/2011/02/madame-bovary-cuestiones-23-y-24-del.html

El siglo XVIII

Lit. universal: la ilustración


El texto que leeremos en clase es Una modesta proposición de Jonathan Swift
http://www.ciudadseva.com/textos/otros/modesta.htm

Estos han sido algunos de vuestros juiciosos comentarios:
Salma A.M. Zapata
La modesta proposición para acabar con el hambre en Irlanda consiste en comerse a los niños pobres. De esta manera se conseguiría dar placer al rico y aliviar al pobre... Swift busca llamar la atención de la actitud egoísta de los ricos frente a los pobres.
Patricia Alcalde
Este texto es un artículo periodístico o ensayo que hace una crítica argumentativa al modo que tienen los gobernantes de tomar decisiones. Con esta propuesta sarcástica todos ganarán mayor calidad de vida. Los ricos dejaran de molestarse al no ver a los pobres por las calles y además podrán disfrutar de una gustosa carne de niño. Los pobres dejarán de maltratar y abandonar a sus hijos. También se acabaría con el maltrato a las mujeres, los maridos pobres las cuidarían tanto o mejor que a sus animales.
Fernando Gutiérrez
El objetivo del texto es convencer de que esta es la solución para acabar con la pobreza. El autor trata el tema con argumentos a favor para que al lector no le parezca tan mal, porque muchos horrores semejantes se han dado en la vida real. Seguro que, dejando al lado principios morales y éticos, para muchos capitalistas esta sería la solución perfecta.
Diana Díaz
Tremenda crítica. Suena irónico que en el Siglo de la razón se ponga como solución patriótica comerse a los niños recién nacidos para salir de la pobreza. Mejor no hacerse una imagen mental.
Alba Sanz
Texto cruel que propone alimentarse de carne humana para poder sobrevivir y denuncia la situación del hambre que se está viviendo en Irlanda en el siglo XVIII.

martes, 9 de noviembre de 2010

Cómic para subir nota

He utilizado un nuevo programa para generar comics, para entrar necesitaréis el código: iturrald
http://www.bitstripsforschools.com/classroom/B3909/classcomics/

El resultado con el nombre del grupo que realizó la versión en papel es el siguiente:
http://www.bitstripsforschools.com/classroom/B3909/comics/




Lo realizaréis individualmente para subir la nota. Hay un plazo de treinta días para utilizar el programa gratuitamente. El tema será la adaptación de uno de los relatos que hemos leído en clase.¡Manos a la obra!

Aquí tenemos el primero, el de Cristina Chicharro de 2º C sobre el texto de Dino Buzzati:

El segundo, el de Valeria Arias sobre El autostopista de Roal Dalh:

lunes, 8 de noviembre de 2010

Shakespeare no murió el mismo día que Cervantes


Siempre se ha sostenido que ambos murieron el 23 de abril de 1616, sobre todo para celebrar el día del libro. Si hubiera sido así sería una de las mayores y sorprendentes coincidencias de la Historia. Cervantes murió el 23 de Abril de 1616, según el nuevo Calendario Gregoriano que en la actualidad utilizamos y que en ese momento España ya había adoptado, pero Inglaterra no lo había hecho, de modo que Shakespeare murió realmente 10 días después que Cervantes. ¿Y por qué? porque el Papa Gregorio XIII decidió modificar el calendario para corregir el desfase, acumulado durante siglos, que había causado el no incluir años bisiestos. Tras hacer los cálculos, había 11 días que debían "desaparecer" por lo que los días comprendidos entre el 4 de Octubre de 1582 y el 15 de Octubre de 1582 se "esfumaron". Ante tal medida los países "más católicos" España, Francia, Italia y Portugal realizaron el cambio, pero otros no. Inglaterra cambió en el 1752, Rusia en 1918, Grecia en 1923 y Turquía en 1926.

http://www.erroreshistoricos.com/errores-histoticos/884-shakespeare-no-murio-el-mismo-dia-que-cervantes.html

Teatro isabelino:
http://iestableroliteraturauniversal.wordpress.com/2009/12/03/1-2-teatro-isabelino/

domingo, 7 de noviembre de 2010

Poster digital

Otra manera de realizar un collage es utilizar el programa gloster http://www.glogster.com/ Os dejo un tutorial para que veáis sus posiblilidades y un poster hecho por mí sobre el teatro del siglo XX. Espero que está vez no tengáis problemas al registraros.

domingo, 31 de octubre de 2010

Renacimiento y clasicismo: resumen para repasar

Hoy converso con Miguel Hernández

Ayer se cumplieron 100 años del nacimiento de Miguel Hernández. Hoy la red se inundará con sus versos.

Nach y su rap "Hoy Converso Con Miguel":



Que como el sol sea mi verso,
más grande y dulce cuanto más viejo…

Que mi voz suba a los montes y baje a la tierra y truene
eso pide mi garganta desde ahora y desde siempre.
Aquí estoy para vivir mientras el alma me suene
y aquí estoy para morir cuando la hora me llegue.

Y si me muero, que muera con la cabeza muy alta,
muerto y veinte veces muerto, la boca contra la grama.
Cantando espero a la muerte, que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles y en medio de las batallas.

No, no hay cárcel para el hombre, no podrán atarme, no,
este mundo de cadenas me es pequeño y exterior,
¿quién encierra una sonrisa?, ¿quién amuralla una voz?

A lo lejos tu más sola que la muerte, la una y yo.
A lo lejos tu sintiendo en tus brazos mi prisión,
en tus brazos donde late la libertad de los dos…
… libre soy, siénteme libre, libre soy, solo por amor.

El se llama barro, aunque Miguel se llame,
sentado sobre los muertos el alma se relame
es su sino sangriento afilado hacia el papel
yo navego entre sus versos, hoy converso con Miguel.

Desperté de ser niño, nunca despiertes,
triste llevo la boca, ríete siempre,
Siempre en la cuna, defiendo la risa pluma por pluma.

Músicas exasperadas, duras como botas, huellan
la faz de las esperanzas y de las entrañas tiernas.
Crepita el alma, la ira. El llanto relampaguea,
¿Para qué quiero la luz si tropiezo con las tinieblas?

Un carnívoro cuchillo, de ala dulce y homicida
sostiene un vuelo y un brillo alrededor de mi vida.
Rayo de metal crispado fulgentemente caído,
picotea mi costado y hace en él un triste nido.

Pero al fin podré vencerte, ave y rayo secular,
corazón, que de la muerte nadie ha de hacerme dudar.
Sigue, pues, sigue cuchillo, volando, hiriendo, algún día
se pondrá el tiempo amarillo sobre mi fotografía.

El se llama barro, aunque Miguel se llame,
sentado sobre los muertos el alma se relame
es su sino sangriento afilado hacia el papel
yo navego entre sus versos, hoy converso con Miguel.

martes, 26 de octubre de 2010

Un mes después

Ha sido imposible poner las diapositivas en clase, o falla internet o el cañón. Parece que van a arreglar el cableado y a poner wifi en el instituto. En un futuro lo volveré a intentar. Lo que sí es necesario es que dejéis huellas de vuestro paso por el blog para que pueda calificar vuestro interés.


El cómic anterior a este:
http://garcilazomolamazo.blogspot.com/2010/09/blog-post.html

viernes, 22 de octubre de 2010

Cuentos ESO y cómic

Los cuentos que hemos leído hoy en clase los puedes encontrar aquí:
http://bloggeles.blogspot.com/2010/08/el-cuento-literario.html
La pata de palo
El ratón
El encaje roto
Los alumnos de 2º C que quieran hacer el cómic de El ratón pueden utilizar este programa:
http://www.pixton.com/es/

O estos:
http://www.readwritethink.org/files/resources/interactives/comic/index.html
http://escolmevirtual.com/portal/index.php?option=com_content&task=view&id=74&Itemid=33&limit=1&limitstart=12

Relatos contra la violencia de género


"Las medias rojas," Emilia Pardo Bazán

Cuando la rapaza entró, cargada con el haz de leña que acababa de merodear en el monte del señor amo, el tío Clodio no levantó la cabeza, entregado a la ocupación de picar un cigarro, sirviéndose, en vez de navaja, de uña córnea color de ámbar oscuro, porque la había tostado el fuego colillas.
Ildara soltó el peso en tierra y se atusó el cabello, peinado a la moda de las señoritas y revuelto por los enganchones de las ramillas que se agarraban a él. Después, con lentitud de las faenas aldeanas, preparó el fuego, lo prendió, desgarró las berzas, las echó en el pote negro, en compañía de unas patatas mal troceadas y de unas judías asaz secas, de la cosecha anterior, sin remojar. Al cabo de estas operaciones, tenía el tío Clodio liado su cigarrillo, y lo chupaba desgarbadamente, haciendo en carrillos dos hoyas como sumideros grises entre lo azuloso de la descuidada barba.
Sin duda la leña estaba húmeda de tanto llover la semana entera, y ardía mal, soltando una humareda acre; pero el labriego no reparaba: al humo, ¡bah!, estaba bien él bien hecho desde niño. Como Ildara se inclinase para soplar y activar la llama, observó el viejo cosa más insólita: algo de color vivo, que emergía de las remendadas y encharcadas sayas de la moza...Una pierna robusta, aprisionada en una media roja, de algodón...
--¡Ey! ¡Ildara!
--¡Señor padre!
--¿Qué novidá es ésa?
--¿Cuál novidá?
--¿Ahora me gastas medias, como la hirmán del abade?
Incorpórase la muchacha, y la llama, que empezaba a alzarse, dorada, lamedora de la negra panza del pote, alumbró su cara redonda, bonita, de facciones pequeñas, de boca apetecible, de pupilas claras, golosas de vivir.
--Gasto medias, gasto medias--repitió, sin amilanarse--. Y si las gasto, no se las debo a ninguén.
--Luego nacen los cuartos en el monte--insistió el tío Clodio con amenazadora sorna.
--¡No nacen!...Vendí al abade unos huevos, que no dirá menos él...Y con eso merqué las medias.
Una luz de ira cruzó por los ojos pequeños, engarzados en duros párpados, bajo cejas hirsutas, del labrador...Saltó del banco donde estaba escarrancado, y agarrando a su hija por los hombros, la zarandeó brutalmente, arrojándola contra la pared, mientras barbotaba:
--¡Engañosa! ¡Engañosa! ¡Cluecas andan las gallinas que no ponen!
Ildara, apretando los dientes por no gritar de dolor, se defendía la cara con las manos. Era siempre su temor de mociña guapa y requebrada, que el padre la mancase, como le había sucedido a la Marisola, su prima, señalada por su propia madre en la frente con el aro de la criba, que le desgarró los tejidos. Y tanto más defendía a su belleza, hoy que se acercaba el momento de fundar en ella un sueño de porvenir. Cumplida la mayor edad, libre de la autoridad paterna, la esperaba el barco, en cuyas entrañas tantos de su parroquia y de las parroquias circunvencias se habían ido hacia la suerte, hacia lo desconocido de los lejanos países donde el oro rueda por las calles y no hay sino bajarse para cogerlo. El padre no quería emigrar, cansado de una vida de labor, indiferente a la esperanza tardía: pues que quedase él...Ella iría sin falta; ya estaba de acuerdo con el gancho, que le adelantaba los pesos para el viaje, y hasta le había dado cinco de señal, de los cuales habían salido las famosas medias...Y el tío Clodio, ladino, sagaz, adivinador o sabedor, sin dejar de tener acorralada y acosada a la moza, repetía:
--Ya te cansaste de andar descalza de pie y pierna, como las mujeres de bien, ¿eh, condenada? ¿Llevó medias alguna vez tu madre? ¿Peinóse como tú, que siempre estás dale que tienes con el cacho de espejo? Toma, para que te acuerdes...
Y con el cerrado puño hirió primero la cabeza, luego el rostro, apartando las medrosas manecitas, de forma no alterada aún por el trabajo, con que se escudaba Ildara, trémula. El cachete más violento cayó sobre un ojo, y la rapaza vio, como un cielo estrellado, miles de puntos brillantes envueltos en una radiación de intensos coloridos sobre un negro terciopeloso. Luego, el labrador aporreó la nariz, los carrillos. Fue un instante de furor, en que sin escrúpulo la hubiese matado, antes que verla marchar, dejándole a él solo, viudo, casi imposibilitado de cultivar la tierra que llevaba en arriendo, que fecundó con sudores tantos años, a la cual profesaba un cariño maquinal, absurdo. Cesó al fin de pegar; Ildara, aturdida de espanto, ya no chillaba siquiera.
Salió fuera, silenciosa, y en el regato próximo se lavó la sangre. Un diente bonito, juvenil, le quedó en la mano. Del ojo lastimado, no veía.
Como que el médico, consultado tarde y de mala gana, según es uso de labriegos, habló de un desprendimiento de la retina, cosa que no entendió la muchacha, pero que consistía...en quedarse tuerta.
Y nunca más el barco la recibió en sus concavidades para llevarla hacia nuevos horizontes de holganza y lujo. Los que allá vayan, han de ir sanos, válidos, y las mujeres, con sus ojos alumbrando y su dentadura completa...

Mariola Cubells
ADN 27.11.2008


Esperaba el tren, como yo. Acongojada, conversaba por el móvil con el que debía ser su novio, Intuí por los retazos de la discusión, las palabras sueltas, que él pedía perdón por algo y que ella se resistía. Cuando colgó se puso a llorar. No sollozaba, sólo dejaba resbalar las lágrimas, que se limpiaba de vez en cuando con las manos. Volvió a sonarle el móvil. “Silvia, tía, estoy fatal –dijo- me ha llamado Javi”... Silvia gritó tanto que hasta yo pude oírla. La novia llorosa le contestaba. “Ya, ya lo sé, dice que lo confundí, que no fue un empujón, que se tropezó, que no quería, que le perdone... ya, ya... no quiero verlo, claro, no sé, tía, no sé... sí, sí... dice que lo del vestido corto es mentira, que él no se enfadó, que sólo me dijo que me quedaba mal... no sé, estoy hecha polvo”... Colgó.
Debía de andar por los 18 años. Tuve ganas de entrarle y decirle que huyera, que tomara el tren hacia algún lugar menos turbio, que ese Javi no podría hacerla feliz, que no la quería, que tras ese empujón que él negaba, tras esa minifalda que le molestaba, vendrían, seguro, sonoras bofetadas, insultos, reproches velados y que todo eso aniquilaría una parte de ella que aún estaba a tiempo de salvar. No le dije nada, claro. Mi tren se anunció. Me levanté, la miré y le sonreí, con la esperanza de que viera en mis ojos la súplica. Volvió a sonarle el móvil. Por la cara que puso antes de descolgar deduje que era él. “¿Qué?”, le dijo como sin querer pero queriendo. Pasé a la sala de embarque, me giré y vi que sonreía. Y temblé.

Lis Mirón
Alumna de 4º ESO del IES Iturralde

3º premio en el II Certamen Literario contra la violencia de género convocado por el Ayuntamiento de Madrid

Mamá:
Hoy podría haber sido un día más de este largo mes de noviembre en el Instituto. Hoy podría haber estado haciendo aviones de papel en Matemáticas o haberme hecho el gracioso. O podría haber mirado a Laura justamente en el momento en el que ella también me mirara. Sí, mamá, el amor es ciego, nadie mejor que tú lo sabe.
Hoy he aprendido algo: o eres el fuerte o te conviertes en el débil. Y puede ser que te enfades, pero he elegido ser por un simple día el fuerte. El primer puñetazo recibido en el labio me ha valido para decidir que quería ser el triunfador de esta batalla. Gracias a ti, mamá. Me has dado las fuerzas que llevaba esperando desde que comenzó el curso y me convertí en su diversión, como tú has sido la de papá durante todos estos años. Las noches en las que buscábamos refugio el uno en el otro, el golpe seco de la puerta y tu llanto, las mañanas en el espejo en las que, mientras yo me lavaba los dientes, tú solo sabías echarte más y más maquillaje para disimular el golpe hasta que te decía: “Mamá, estás perfecta”, y me dabas un beso en el pelo. Me he acordado de las veces que deseé su muere, y les he denunciado.
Por fin he logrado no dejarme vencer por el miedo, ya no me pueden hacer daño.

Te quiero.


Colocó la carta sobre el mármol que siempre estaba frío, pero que hoy los rayos calentaban suavemente. En estos ocho años que llevaba pisando el cementerio, jamás había salido con tanta alegría como la que mostraba su sonrisa ese 18 de noviembre.

Otros relatos sobre el maltrato:
Réquiem con tostadas de Mario Benedetti.
Beatriz de Valle-Inclán
Para saber más:
http://bloggeles.blogspot.com/2010/08/violencia-de-genero.html

miércoles, 20 de octubre de 2010

Teatro medieval y renacentista

Antecedentes del tema 5: Teatro clásico europeo
EL TEATRO MEDIEVAL
Olvidado el teatro latino, surge en toda Europa durante la Edad Media un teatro de tipo religioso (drama litúrgico), vinculado a los templos y a las festividades litúrgicas: la representación de los episodios más importantes de la vida de Jesucristo, particularmente de su nacimiento y de su pasión y muerte, en las fechas de Navidad y Viernes Santo. Al enriquecerse con elementos profanos, el teatro religioso sale al atrio de las iglesias (drama semilitúrgico). En Francia, aparecen en el siglo XIV los misterios (dramas de inspiración bíblica) y las moralidades (de intención didáctica y tema alegórico). Algunos misterios de los siglos XIV y XV exigían varios días para representación, y en ellos, además, intervenía casi todo el pueblo.
A lo largo del siglo XV, en Francia adquieren gran desarrollo las farsas, obras breves de carácter cómico y satírico, personajes esquemáticos y caricaturescos (el bobo, el glotón, el comerciante avaro, etc.). Las farsas se representaban en la plaza pública, en la calle o en algún local cerrado. La más conocida es Maistre Píerre Pathelin.

La preocupación medieval por el tema de la muerte tuvo su plasmación teatral en la Danza de la Muerte, surgida al parecer en Europa en el siglo XIV como consecuencia, entre otros factores, del desastre económico y demográfico producido por la peste negra. En ellas, gentes de toda edad y condición social, desde el Papa o el Emperador hasta el fraile o el labrador, son arrastradas a una danza frenética por un esqueleto implacable y sarcástico. La muerte, personificada, se burla despiadadamente de todos mientras bailan, sin distinguir entre buenos y malos, poderosos y humildes (tema del poder igualatorio de la muerte).
S.XVI en Italia : La Comedia del arte. (www.teatrodellazzi.com)

Su intención es provocar la carcajada mediante un enredo amoroso. Se incluyen golpes, carreras, equívocos y bromas de todo tipo. También hay una buena dosis de sátira social y política. Improvisación (inexistencia de diálogos escritos). Presencia de personajes típicos, con máscara y disfraz, que el publico reconoce divididos entre amos y criados. Destacan:
· Arlequín, que viste traje de rombos, criado pícaro.
· Polichinela, jorobado melancólico.
· Colombina criada dispuesta a reírse de sus rijosos amos.
· Pantaleón, rico ocioso que pierde la cabeza por las criadas jóvenes.
· Doctor, pedante de amplia barriga que es un ignorante.
· El capitán, militar ridículo y bravucón (por cierto, de origen español).
Su origen está en el teatro clásico latino y griego, farsas de origen popular (El mozo y el ciego; Maese Pathelin) y cuentos de Boccaccio.

Resumiendo, antes del s. XVII no había más que tres modalidades dramáticas:
· Teatro religioso, de carácter moralista y alegórico.
· Teatro culto a imitación de los clásicos.
· Compañías itinerantes, que representaban piezas cómicas

S. XVII Nacimiento teatros nacionales (ver apuntes)
Gracias a la protección de algunos nobles, surgen los primeros locales urbanos estables y el teatro se convierte en un espectáculo de masas, que gustaba a todas las clases sociales. La idea del espectáculo impregna la vida de las monarquías absolutas.

lunes, 11 de octubre de 2010

Mi canción favorita

Para después del puente de noviembre, todos los alumnos de 3ºC deben buscar una canción que les guste, ponerla en clase y explicar por qué la han elegido. Ahí va la mía.



¿Dónde se habrá metido esta mujer?

Cuando pienso que son ya las once y pico,
yo que ceno lo más tarde a las diez...
¿Cómo diablos se fríe un huevo frito?
¿dónde se habrá metido esta mujer?

La vecina me dice que no sabe
y mi suegra tampoco desde ayer.
No son horas de que ande por las calles.
¿Dónde se habrá metido esta mujer?

Yo le iba a contar lo de García,
y de cómo le he parado los pies...
lo del bulto que tengo en la rodilla...
¿Dónde se habrá metido esta mujer?

Qué hace aquí este montón de ropa sucia,
le compré lavadora y para qué...
Estas cosas me irritan, no me gustan.

¿Dónde se habrá metido esta mujer?
Mi camisa aún está toda arrugada,
y mañana me la tengo que poner.
¡Pues la plancha, aunque le den las tantas!
¿Dónde se habrá metido esta mujer?

Va a haber bronca, esta noche va a haber bronca.
Me cabrea, hoy tenía ganas de...
pues después de la bronca... ¿pero dónde,
dónde se habrá metido esta mujer?

¡Pero bueno, si falta una maleta...
la de piel, para colmo la de piel!
¿Para qué la querrá la imbécil ésta?
¿Dónde se habrá metido esta mujer?
¿Dónde se habrá metido esta mujer?

(Javier Krahe y Alberto Pérez)

¿Por qué me gusta esta canción?
Porque creo que refleja en tono de humor la distinta educación que se ha dado a los sexos en este país y que ha contribuido a que seamos menos felices. Además está escrita por dos hombres. El protagonista, bastante machista, no puede soportar que le hayan abandonado. Su mujer realiza para él las funciones de la sirvienta (la cena a las diez, la plancha); las de paciente psiquiatra (hoy que le tenía que contar el problema de la oficina); las de enfermera (el bulto de la rodilla); y las de amante (hoy que tenía ganas). Su ruindad se manifiesta en el detalle de la maleta de piel: las mejores cosas son siempre para los hombres, incluso en el espacio de la calle (no son horas). Tampoco duda en insultar: la imbécil, o en tratarla con poca consideración: esta mujer. No hay ningún sentimiento de cariño, sólo de exasperación porque esas cosas no le pueden pasar a él. Y es que el sexismo ha acentuado el infantilismo de los hombres, eternos Peter Pan, que salen de los brazos de su madre, que tanto los mimó, a los brazos de su mujer, sin ningún tipo de aprendizaje para saber vivir en solitario. Como hay mucho humor y poco amor, el tono nos hace ver que el protagonista es un pobre diablo que solo discute, pero que nunca llegará al maltrato. Se merece estar castigado sin cenar.
Por otra parte, destaca la valentía de esta mujer sin nombre que ha decidido dejar plantado a tamaño estúpido, que no sabe ni hacer un huevo frito, con un portazo como el que dio Nora, la protagonista de “Casa de Muñecas” de Ibsen. Las mujeres de estas generaciones aguantaban lo inaguantable del esposo déspota porque no tenían otra forma de ganarse la vida. No es de extrañar que muchas revivieran una vez viudas, por fin dueñas de su libertad.

Géneros literarios: narración y descripción (LIM)

Más Libros Interactivos Multimedia sobre la narración y la descripción para que los trabajes en casa.
La narración
http://www.tinglado.net/tic/manuel/textosnarrativos/lostextosnarrativos.html
La descripción

http://www.tinglado.net/tic/manuel/espacio/espacio.html

Literatura española: Edad Media

La Edad Media


Consulta también los siguientes LIM (Libros interactivos multimedia) del profesor Manuel Guerrero (El blog del profesor de Lengua)

http://www.tinglado.net/tic/manuel/literaturamedieval/literaturamedieval.html

http://www.tinglado.net/tic/manuel/cid/cid2.html
http://www.tinglado.net/tic/manuel/alfonsox/alfonsox.html

Para saber más (nivel de bachillerato):
View more presentations from Maria José.

Las funciones del lenguaje en clave de fútbol


Todo sea para que mis alumnos aprendan bien los contenidos:
http://www.tinglado.net/tic/manuel/funciones/funciones.html



Testeando la comunicación



Función metalingúistica
Muchas de las erratas que los escolares dejan en los ejercicios y los exámenes las podríamos tildar de función metalingüística irreflexiva. Es famosa la de una alumna que define la función fálica (que no fática) como aquella "mediante la cual se introduce en el canal aquello que se quiere transmitir". Hay muchas antologías del disparate que, lo sé por experiencia, dejan fríos a nuestros alumnos porque desconocen el significado correcto. Cito algunos ejemplos:
-¿Qué es un monopolio? Es un mono con parálisis.
-¿Para qué sirven los dientes caninos? Son los dientes de los perros y sirven para comer.
-¿Qué es leísmo? Creo que es la facultad de leer mucho.
 -Ovíparos: los que tienen un par de huevos.
-¿Conoces algún vegetal sin flores? Conozco.
-Ejemplo de oraciones finales: "Esto se ha acabado".
 -Pon en latín el siguiente comparativo: "más bueno que el pan" Respuesta: Foie-gras La Piara.